miércoles, 30 de abril de 2008

SOBRENATURALES


Existen a nuestro alrededor grandes misterios. También los hay pequeños, a menudo mucho más interesantes, como bien le gustaba recalcar a Sherlock Holmes. Un observador medio puede notar varios a lo largo del día, la mayoría de las veces encontrará una explicación razonable y en algunas ocasiones o no lo hará o desesperará antes de hacerlo. Un ejemplo de estos pequeños misterios insolucionables lo tenemos tan solo a dos clicks de ratón de aquí.

Cuando cree mi personaje, por darle una personalidad afín al tema que pensaba tratar en este nuestro blog decidí poner como película preferida "Al diablo con el diablo". Esto no sólo no es cierto sino que no la incluiría entre las películas que me hicieron disfrutar, ni tan solo un poco, el hecho de estar ahí es por mi (poco) sentido del humor. Cual fue mi sorpresa cuando al pinchar en el enlace que se forma sobre el título, aparecieron 118 personas que también habían incluido esa película como una de sus preferidas.

Esto por sí solo no representaría ningún misterio, cada cual es libre de elegir el film que desee como su favorito, pero si penetramos un poco dentro de lo lógico, encontramos una extraña coincidencia.

Todos las personas que aparecen en esa relación proceden del continente Americano.

Ahora no intente descubrir qué mecanismos actúan para que esa anomalía se cumpla, sé que es extraordinario que de 118 personas castellanoparlantes a las que le gusta dicha película, ninguna sea de España, pero simplemente es así y por más vueltas que le dé no sacará nada en claro. Pero existen otros misterios, ya tengan una gran magnitud o pasen desapercibidos para el gran público, que por su naturaleza sí podemos deducir qué situaciones se han dado para que sucedan. Y aquí es donde entran los personajes de esta historia, siga leyendo y cuando acabe juzgue usted mismo si el misterio es insondable o por el contrario tiene una fácil explicación.

Rob Gauntlett y James Hooper son dos jóvenes británicos de 19 años que, a la edad en la que deberían haber estado grabando con el móvil como le quitaban la merienda al nerd de la clase, decidieron convertirse en aventureros. Apenas tenían 15 años. El primer reto fue hacer una famosa ruta ciclista del Reino Unido que consiste en atravesar literalmente de Sur a Norte la isla de Gran Bretaña. Se llama la "Lands end to John O'Groats", consta de 874 millas y al acabarla Rob se convirtió en el participante más joven en completarla.

Después de esto les vinieron delirios de grandeza y en un arrebato de flipadismo decidieron que serían los británicos más jóvenes en escalar el Everest. Empezaron a preparar su reto y acudieron a la zona de Chamonix, en la falda del Mont Blanc, para entrenarse. Más tarde numerosos viajes por Europa para seguir con su entrenamiento alpino, y entonces una gran empresa. Se plantaron en la cordillera Karakorum, en el norte de Pakistán, para ascender un 7000 pero el mal tiempo y una tormenta de nieve frustró sus esperanzas y no pudieron alcanzar la cima, y aunque la experiencia les fue muy bien para el futuro, tal vez un poco escaldados por el varapalo sufrido, decidieron cambiar de tercio y entrenar de nuevo sobre la bicicleta. Se trasladaron a Bilbao y desde ahí partieron hacia Estambul, recorriendo 3000 millas en solitario durante dos meses sin equipo de apoyo a una media de 80 quilómetros al día. Cuando acabaron este reto, con fuerzas renovadas, atacaron la hermosa montaña Ama Dablan, de 6856 metros y situada en la cordillera del Himalaya, consiguiendo coronarla en noviembre de 2005.

Era el pico más alto que habían ascendido, de casi 7000 metros y desde arriba, viendo el Everest, emocionados por la gesta y repletos de adrenalina, pensaron que ya estaban preparados para conseguir llegar al techo del mundo. Se fijaron un mes, mayo de 2006 y se pusieron manos a la obra para conseguir su objetivo.


Pero la gesta peligraba, un mes antes de emprender la ascensión no tenían fondos suficientes. Entre ellos y su inseparable equipo, Richard, James y Lucinda, teenagers como ellos y asesor, mánager y motivadora personal respectivamente (no sé que técnicas de motivación usará, pero cualidades parece que tiene) lograron remover cielo y tierra y consiguieron las 30000 libras necesarias para completar la misión. Finalmente, el 17 de mayo de 2006, con 19 años recién cumplidos, Rob Gauntlett y James Hooper se convirtieron en los británicos más jóvenes en escalar el Everest.

¿Fue esto suficiente? ¿Era escalar la cima más alta del planeta su obra magna? En absoluto, podríamos decir que todas las empresas anteriores no eran más que un entrenamiento para su próximo reto, que consiguieron realizar hace escasos días.

La idea nació en el campamento base antes de empezar la ascensión al Everest. Rob y James pensaron que el planeta estaba sufriendo mucho con la contaminación y que eso afectaba al cambio climático que estábamos sufriendo, así que pensaron que la mejor manera de concienciar al mundo era empezar por los más jóvenes pues al fin y al cabo son los que heredarán La Tierra. Así que se pusieron a ellos mismos de ejemplo del "querer es poder" y decidieron hacer una gesta que nadie jamás hubiera hecho y en unas condiciones nunca utilizadas por ninguna persona hasta la fecha.

Viajar desde el Polo Norte hasta el Polo Sur ayudados únicamente de medios humanos y energía limpia (nada que no funcione o no sea arrastrado por medios naturales o animales)

El objetivo del titánico viaje, como ya he explicado, es concienciar a los jóvenes de que no hay nada imposible (de hecho ahora son los rostros del popular anuncio de Adidas "Imposible is Nothing") y que con esfuerzo todo lo que te propones puede conseguirse. Paralelamente, gracias a las vivencias que han acumulando durante su ruta pueden hablar con conocimiento de causa sobre el cambio climático y como afecta al planeta. De hecho, debido a ello, nada más comenzar el viaje una placa de hielo se resquebrajó (algo que no hubiera ocurrido hace veinte años) y provocó que Rob cayera al agua y permaneciera inconsciente durante cuatro horas, a punto de morir. Unos cazadores lo alojaron en su tienda y con una olla de agua hirviendo lo mantuvieron en calor hasta que llegó el helicóptero de transporte. El accidente no les desmoralizó y cuando Rob se recuperó continuaron su hazaña, partiendo desde Groenlandia con un trineo arrastrado por perros, después navegando en un velero hasta New York y desde ahí en bicicleta hasta Punta Arenas, en Chile. Después de nuevo en velero dirección Este, para alcanzar su objetivo al llegar a la zona geomagnética del Polo Sur el día 382 de su viaje (hace 4 días) y finalmente dirigirse a Sydney para dar su recorrido por finalizado (lo que ocurrirá dentro de 2 ó 3 días) tras 40000 quilómetros navegando, pedaleando, sobre trineo, andando e incluso nadando.

Desde este agujero, el único blog español que menciona esta empresa a día de hoy, estamos impresionados por el tamaño de las pelotas de estos imberbes y auguramos (sin necesidad de ser videntes ni adivinos) que innumerables medios de comunicación se harán eco de la noticia a partir de ahora, a parte de la aparición de algún que otro libro y película dedicada a esta hazaña y por supuesto el estreno del documental que un cineasta mexicano, que se unió a la expedición a su paso por Texas, está preparando sobre la aventura.

Ahora, querido lector, después de conocer la increíble historia que hasta hoy han protagonizado estos jóvenes, queda a su criterio decidir si es un misterio que estos chavales decidan pasar toda su adolescencia "mal viviendo" o por el contrario estamos ante una explicación tan sencilla como que no podía ser de otra forma, pues nos encontramos ante seres sobrenaturales.




Página oficial: 180 Degrees

18 comentarios:

Folken dijo...

¿A Lusinda también le gusta "Al diablo con el diablo"?

estanli cuvric dijo...

Estifen, es usted un alma pura. Acaba de darle a este blog una dulce pátina de bonhomía y conciencia ecológica que nadie podría haberse imaginado (espero que esto no sea óbice para que los depravados como el del comentario anterior sigan acudiendo para soltar sus personales PUStulados).

Desde luego, es un misterio que unos tinajeros ingleses (especialmente siendo ingleses) abdicen de esta forma de los placeres de la pinta y la droja. Aunque sospecho que la tal Lucinda tiene algo que ver en esto).

estanli cuvric dijo...

abdiquen.

Mr Blogger dijo...

La tal Lucinda solo está ahí para sacar dinero. Un adolescente no le dice a otro "contigo daría la vuelta al mundo y subiría hasta su pico más alto unicamente con nuestra fuerza de voluntad" solo por deporte. Y si no que se lo pregunten a Frodo y a Sam, que hicieron algo parecido.

Mr Blogger dijo...

Me refiero a cruzar el mundo, no me vayan a pensar mal.

vovdilan dijo...

No hay nada como explotar a los animales para frenar el cambio climático. Si seguimos con este tipo de postos se nos van a echar encima rápidamente los de grinpis y Moby.

vovdilan dijo...

¡Oyes! Y hablando de pequeños misterios ¿el reloj de arena de Lucinda tiene algo que ver con la motivación?

estifen quinj dijo...

folken, creo que le gusta más "El diablo metió la mano"

estanli, ha sabido captar a la perfección el mensaje del post.

Mr Blogger, creo que después de este viaje Lucinda no tiene nada que hacer ya, ¿le suena de algo Brokeback Montain?

Vov, ni que hubieran atravesado las Américas en carreta y los océanos sobre delfín. Y lo del reloj, ¡juro que ayer no estaba!

Víctor M. Ganso dijo...

Pareja de chalados en vez de estar como todo el mundo tocandose pajas o la guitarra o el movil.

Estifen para otra vez pon unas tias buenas aunque no hagan nada.

Jefe Dreyfus dijo...

la culpa la tienen las drogas de diseño, cada vez son más potentes y cada vez empiezan antes a tomarlas.. la humanidad se hunde.

Vida Chuffla dijo...

A ver a ver, qué tíos con cojones ni ecologistas ni ocho gaitas... lo que son estos dos son unos listos: ¿quién quiere pudrirse malviviendo la juventud en las islas británicas, con ese clima de mierda y esas perchas metidas por el culo, cuando puedes ver mundo y catar exóticas humedades entre pedaleo y pedaleo?

estifen quinj dijo...

victor m. ganso, encantado de verle por aquí. Lo de la guitarra y el móvil no sé si tendrán tiempo de hacerlo, pero lo de las pajas seguro que sí. Lo cortés no quita lo valiente.

Jefe Dreyfus, cuanta razón tiene ¿Qué será lo próximo que hagan los jóvenes? ¿Intentar acabar con las dictaduras?

Vida chuffla no me había planteado esa posibilidad. Lo estudiaremos.

katakrek dijo...

Joder,... y a mí que me da pereza hasta ir a comprar el pan sin el coche...

Folken dijo...

¿tienen putes?

Nina la ratona dijo...

Pero son gays o no?

estifen quinj dijo...

Katakrek, usted es de los míos.

Nina, lo ignoro, pero ya sabe que el roce hace el cariño.

Milgrom dijo...

La pregunta es: ¿Como dos pimpines consiguen sacar los cuartos suficientes para tamañas empresas?

El Hombre de la Pústula dijo...

A mí todo lo que sea salir de casa me parece bien.