lunes, 16 de junio de 2008

El gordo está demasiado gordo

Como sigo la actualidad a una distancia más que prudente, la semana pasada videe “Los Crímenes de Oxford” (LCO) y me quedé pajarito.
¿Álex, qué te ha pasado? ¿Qué te han hecho? ¿Dónde está aquel tipo que convenció al puto maricón para que le produjese su primer largo? Largo que, para mayor muestra de vascuences atributos, estaba protagonizado por tullidos intergalácticos.
Probablemente LCO es la peor película que he visto en los últimos cinco años. Y les aseguro que escribo esto con semblante sombrío y corazón sufriente. Yo era incondicional del gordo, hasta en sus momentos más bajos nos dejaba perlitas. Pero esta vez no, esta vez ha sido el Vacío.
Cuando se estrenó LCO las críticas no fueron buenas, pero tampoco demoledoras. Esta tibiez de la crítica impresa me olía a chamusquina, algo no cuadraba. Nadie quería mojarse. Una vez visto el engendro, puedo decir que el gordo ha aprovechado bien estos años: los críticos comen de su mano.
Si LCO hubiese sido firmada por, qué sé yo, Ron Howard, le hubiesen llovido los palos por todos los ángulos. Desconozco la incidencia que tienen los criticastros en la taquilla, pero me da en la tocha que si se trata de películas españolas, algo influyen (aunque seguramente no mucho). Así las cosas, creo que el gordo ha sabido encontrar su (gran) hueco en la pseudoindustria cinematográfica patria.

En fin: Los Crímenes de Oxford es un PUTO DESASTRE. No tiene ni principio, ni nudo, ni desenlace. Es trágicamente mala, una sucesión de imágenes con menos sentido que el zapping de un epiléptico borracho. No sé. He sentido pena.

Pero seamos optimistas, confiemos en que el gordo volverá a regalarnos alguna perlita, confiemos en que sepa escupirle a la industria, confiemos en que adelgace y levante su paquidérmico trasero y se ponga a rodar una película como solía hacer. ¡Álex, vuelve a nos!







Por cierto: no, ni siquiera la watling en delantal arregla el desaguisado.

19 comentarios:

Folken dijo...

¿Ni con delantal?

Ya debe ser mala.

Al menos saldrá un bukkake.

No se, digo.

estanli cuvric dijo...

Este post es una miserable basura, por encima (o debajo, según se mire) de lo habitual en este lodazal, pero es que mis blogosocios llevan semanas tocando la flauta.
Hay que joderse. Ajo y agua.

Higronauta dijo...

Curiosamente, la ví el domingo y, directamente, me pareció no ya una estafa, si no un insulto a la razón y al público. Un argumento que plantea sin plantear, llenándolo todo de artificios y obvias falsedades para acabar componiendo un puzzle que encaja las piezas a puñetazo duro, cual infante irracional. Toda la razón, ni la Watling (con un papel creado para ser introducido con calzador) ni el ínclíto Hurt la salvan. Y eso dice muy mucho de la película.

Mr Blogger dijo...

Yo es que soy muy ignorante (cosa que debería valorarse positivamente en este blog), y para pasar el rato no me pareció del todo mala (eso eso, ahora es cuando llegan los abucheos). En mi descargo tengo que decir que la escena de los espaguetis en francés es bastante mejor que la versión doblada al español, entre otras cosas porque (para los que no sepan franchute) facilita el visionado de lo que realmente importa de la escena y no lo empaña con sesudas pero absurdas diatrabas pseudomatemáticas...

Milgrom dijo...

Jo, ¿pero se le ven las tetas? Si es así al menos la veré. Si no la borraré de mi disco duro, que no tengo espacio para la filmografía de Laura Gemser.

Danzante dijo...

No es que la peli me apasionara, pero tampoco es tan mala, aunque tenga muchos quiebros 'danbrownescos'... Vale, me estoy contradiciendo. Es igual, el culo de Leonor Watling salva cualquier desaguisado...

¡Un saludo!

Vida Puta pero Menos sin la Watling dijo...

No sé, no sé, tengo claro que si algún bukkake hay en Los Crímenes de Oxford es el del propio De la Iglesia y que, por tanto, si vuelve a escupir a la Industria, qué duda cabe, ha de ser por fuerza el magma de lefazos con que previamente le fue asaeteada la garganta, porque no hay manera de entender esta película más que como gran mamada a los popes de la caja registradora, del estilo: sí vale, yo ahora me dejo encular ahora, pero luego me daréis pasta para hacer una película de verdad, ¿no? Y será que no, ya lo saben...

Y lo digo desde el hastío de alguien que también flipaba con el Gordo y que no conforme con eso, está un poco más indignado que usté, cuvric, pues no en vano -nada en vano, de hecho, fueron seis y pico leuros- pasó por taquilla. Yo también fui dado por culo a mi vez por "Los Crímines de Oxford".


Y lo siento mucho, señores, Leonor Watling no está buena, sus flanes tetudos untados en espagueti me producen grima, y no hay nada más crastador de la libido que verla durante toda la película poniendo cara de interrogación absurda, del palo: ¡¿Pero qué?! ¡¿Pero cómorrr?!, con los brazos en jarra, atadas las manos a las caderas, como si fuera ese puto maniquí con que el puto Will Smith soñaba joder cada noche, poco antes de convertirse en mierdosa leyenda.

Mendiós!

estanli cuvric dijo...

Don Higro, si al menos los artificios fueran de los que engañan, pero es que ni eso.
Mr. blogger, no se preocupe usted, todos tenemos cosas de las que avergonzarnos. xD
Milgrom, sí, se le ven las tetas ¿pero está seguro de meterse 110 minutos de porquería entre pecho y espalda por 10 segundos de pezonil leonor?
Danzante, ¿de veras lo cree?
Vidaputa, le veo in-diJnado, y con razón. En cuanto a lo que dice de la Watling, estoy -casi- de acuerdo con usté.

El Hombre de la Pústula dijo...

Visto que ya está dicho todo de manera clara y meridiana y en la forma y tiempo oportunos, sólo me cabe añadir:

No subestimen el poder flatulentógeno del repollo al ajo arriero. Menuda tarde llevo.

Qué demonios, ya sé que voy a comer antes de ir a ver cine español.

Kike dijo...

Los crímenes de Oxford es una mierda, sip. Pero menuda Elena...

Danzante dijo...

Por Dios, yo nunca frivolio con la anatomía de Leonor Watling. :)

Milgrom dijo...

Yo lo decía para hacer un Go to hasta la escena, en mi disco duro y luego un bello Erase. Igual que hice con la imbeciloide La habitación de Fermat y sus sorprendentes enigmas matemáticos de Acampada de Boy Scout y sus imbéciles giros de guión que insultaron a mi inteligencia de igual modo que un monólodgo de su autor.

Nina la ratona dijo...

He visto el vídeo y creí que era un repor sobre pederastia.

BUDOKAN dijo...

Hola, he podido ver este film y la verdad que es un policial sin la frescura que siempre caracterizó al director. Una mezcla de conformismo y desilución. Saludos!

Guybrush, dijo...

¿La peor en 5 años? Todavía no has visto El incidente, ¿verdad?

P.D: yo también le daba lo suyo.

estifen quinj dijo...

En vista de la unanimidad que hay en torno a esta película, procedo a elminarla del disco duro sin visionarla, que me ocupa 1'36G.

Pd: Perdóneme usted camarada, pero ya sabe que durante el proceso de la disputa de grandes torneos futbolísticos no soy persona (ni blogero)

amukeke dijo...

Se conoce que ahora está preparando una serie chufla de ciencia ficción y la adaptación al cine (qué original) de un cómic de Blake y Mortimer.

En fin, veremos qué tal se da la cosa.

vovdilan dijo...

Si hay una buena escena, que es cuando presenta a todos los sospechosos en un ¿falso? plano secuencia, que a mí personalmente me la puso dura. Fue la tercera cosa que me la puso dura de esa peli, adivinen cuales fueron las otras dos.

Por lo demás, muy de acuerdo.

hijoeputa dijo...

No la he visto, a lo mejor ni tengo tiempo de verla, pero no sé a mí el culo de la Watling me arreglaría la vida.