martes, 8 de abril de 2008

Para todos los públicos

Según la Wikipedia, una parafilia (del griego παρά, para, "al margen de", y φιλία, filia, "amor") es un patrón de comportamiento sexual en el que la fuente predominante de placer no se encuentra en la cópula, sino en alguna otra actividad. Las parafilias se consideran inocuas salvo cuando están dirigidas a un objeto potencialmente peligroso, dañino para el sujeto o para otros, o cuando impiden el funcionamiento sexual normal.

Por ejemplo, un día cualquiera, el adolescente X, volviendo del insti por las callejuelas del casco viejo de su ciudad, se topa con que alguna vecina ha tendido la ropa a la vieja usanza: telas blancas atravesadas por un sol mediterráneo, haciendo tirabuzones y virutas por la leve brisa veraniega que las mece. Pero nuestro adolescente X no entiende de poesía visual y lo único que le llama la atención es una prenda en particular: esas braguitas con la candorosa cara de Hello Kitty impresa.
Y por arte de birlibirloque nuestro adolescente siente un chasquido en su desperezante miembro y un mini hongo nuclear en su encéfalo, ka-boom; seguido todo ello de una generosa erección bajo sus vaqueros. Y ya tenemos el lío montado: el jovenzuelo se ha convertido sin remedio en un esclavo de las braguitas de Hello Kitty, un fetichista, un PARAFÍLICO hasta el fin de sus días. ¿La razón? Un misterio de los denominados insondables.

Pero así de simples y crípticos son los nacimientos de las parafilias: la más inopinada de las causalidades (unas braguitas de Hello Kitty recién tendidas, como hemos visto) puede desencadenar las más variopintas manifestaciones del subconsciente inconsciente y procaz que, en el mejor de los casos, te condena a una existencia dedicada en exclusiva a la satisfacción de sus exigencias. Te convierte en su esclavo ad eternum (toma latinajo metido con calzador).
Así, el que se convierte -pongamos por caso- en un fetichista de calzado femenino de vertiginosos tacones podrá llevar una existencia aceptablemente apacible, pues su hambre de zapatos es fácilmente saciable, siendo el calzado un bien de consumo de precio razonable y al alcance de la masa en las numerosas tiendas especializadas en el tema que ocupan los bajos de las principales calles comerciales.
Tal vez el sufrido amante de los pies femeninos lo tenga un poco más difícil que su colega “calzadista”, pues bien es sabido que los apéndices denominados pies incorporan un ser humano en su parte superior y, además, no suelen estar a la venta en Europa Occidental. De este modo, la capacidad del sujeto para seducir señoritas que estén dispuestas a dejarse lamer la planta de los pies y roer el esmalte de las bajas uñas se convierte en un factor asaz importante. Pero aún así, el esclavo de unos pinreles de mujer puede disfrutar de una existencia mínimamente feliz y saciar su hambre de tanto en tanto.


El que realmente lo tiene jodido es aquel pobre parafílico que se revela como un contumaz necrofílico, o como un pedófilo extremo (de 0 a 5 años, fisher price style), o quizás un coprófago insaciable. Este lastimoso sujeto está condenado a sufrir un hambre sexual eterna, pues el hecho de saciarla, o tan sólo dar unos pasos en pos de ello, le convierte en un atroz y degenerado monstruo socialmente inaceptable; no tardando el pobre diablo en oír y ver como la Voz de la Moral reclama sus testículos o su ingreso en una penitenciaria –sea ésta ordinaria o psiquiátrica. Si no la muerte.

Por supuesto, el cine no ha dejado pasar semejante filón y aquí les dejo unos ejemplos de parafilias en el celuloide recomendados por un servidor, que siempre es garantía de ignorancia. Para que no se me quejen:
-Nekromantik. Cuando gustas de amantes bien tiesos. (Necrofilia)
-Pink Flamingos. Sólo es una escena, archifamosa, humeante y suculenta. (Coprofagia).
-Los perros dormidos mienten. El mejor amigo de la mujer. (Bestialismo)
-La Grande Bouffe. Donde el vientre se une al bajo vientre. (¿alimentofilia?)
-Crash. Esa cicatriz purulenta me pone. (¿accidentofilia?).
-La Pianista. Concierto a puño cerrado. (masoquismo).
-Lunas de hiel. The love boat Polanski version. (sadomasoquismo).
-La secretaria. Maggie Gyllenhaal nos pone berracos. (sadomasoquismo).

32 comentarios:

estifen quinj dijo...

Sufrir una enfermedad de este calibre es jodido, vaya si lo es, ¿como es posible fijarse en los pies de esta tipa con todo lo que hay encima de ellos?
Gran aporte para la comunidad estanli, sobretodo porque acabo de descubrir que no solo hay gente que disfruta cuando se le cagan encima, sino también cuando ingieren dichas las deposiciones.
Pd: En su día, no pude acabar de visionar Crash.

vovdilan dijo...

Peor aún Estifen, con lo que tiene encima ¿cómo es posible comerse su mierda?.
Un post muy logrado Stanli, mamporrero, nos va enganchando con imágenes fáciles (braguitas de Hello Miss Kittin) y luego nos sumerge en lo más tenebroso de la mente humana.

Mi parafilia es el desconcierto, es decir, me excita una parleña culta, una china que hable castellano perfectamente, una zurda, etc... Sí, yo también estoy enfermo.

Guybrush dijo...

A mí me gustan las chicas con gafas...

Un par de recomendaciones más:

-Happiness (pedofilia, entre otras)
-Saló o los 120 días de Sodoma (todas las que quieras)
-Evil Aliens (esta no estoy seguro, pero se tiran a una alien...)

Milgrom dijo...

No voy a confesar mis parafilias aquí, porque no viene a cuento, pero el post es muy bueno. Recomiendo un artículo en un No me Judas del Popu, en la que el viejo Cesar Martín hablaba de diversas parafilias extremas. Entre ellas se encuentran la apotemnophilia o excitación con los amputados, y su derivación extrema que es excitarse cuando te amputas algún miembro.

estanli cuvric dijo...

Vamos Milgrom, confiese! ¿o acaso son de las ejkabrosas? jeje...
Yo reconozco que me palotizan sobremanera las trenzas tirol-style.
Lo sé, soy un triste.

Por cierto vov, también comparto lo suyo del desconcierto.

Vida Puta y PinkFlamíngera dijo...

Yo reconozco ser un deprabado de tercera regional, me ponen tieso las cabelleras largas y brillantes -... de tía, hijos de perra!!!-, las chateadoras con más de treinta -o eso te dicen- que se ponen nick con nombre de personaje de James Ballard, y las felatrices de cuchillos untados de nutella...


Para aportar mi miaja cinéfila y parafílica a la Mancumunidad Isnorante, dejo en el aire a Russ Meyer y sus pollas embutidas en calcetines negros con Kitten's Natividades al acecho.

Salute!

Vida Puta e Hija de Puta dijo...

"pues bien es sabido que los apéndices denominados pies incorporan un ser humano en su parte superior y, además, no suelen estar a la venta en Europa Occidental"

Cuánto joputismo en el mundo y qué desaprovechao...

BUDOKAN dijo...

jaja, muy intersante y didáctico este post pero al igual que Milgrom no voy a confesar mis parafilias. Aprovecho y te dejo un saludo!

estifen quinj dijo...

Oigan! que no estamos hablando de hacer el acto, que para eso todas las clases de mujeres tienen lo suyo. Estamos hablando de que te guste pegar una buena manchada sobre unas gafas de pasta negra de vez en cuando o que te exciten los pezones puntiagudos de los maniquis de la Stradivarius y cosas por ese estilo.

estanli cuvric dijo...

Ahí, estifen, ahí: confesando!
Aunque nuestros (?) infieles y escasos lectores (?) han callado como putas... no te dejaré sólo en la vergüenza pública y yo también confesaré un nuevo trastorno:

Me ponen palote los uniformes... del Opencor.
Gñé.

katakrek dijo...

Bueno... no es una parafilia, pero habeis hecho que me acuerde.
En Gozu, Miike (el amigo de los niños), nos muestra a un viejo que solo se pone si mientras se tira a una tipa, éste se mete un cucharón de repartir sopitas por el orto... ¡Hasta tiene una colección etiquetada según lo que le pide el cuerpo! Si es que hay mucho romántico suelto...
Por mi parte, he de decir que me ponen brutote aquellas que lleven camisas de botones... ¿seré gay? nah,... ¡que va!

Nina la ratona dijo...

Blue Velvet de Lynch.
Mira qué toque elegantón que acabo de darle al asunto.

Violeta J. B. dijo...

A mí me ponen los abuelitos. ¿Eso está mal visto?

El fetichismo taconil ese tópico que mencionas, tan primario, no es tan fácilmente saciable como crees Estanlincito, y menos por los tiempos que corren. La mujer moderna opta cada vez más por el calzado plano para todo tipo de ocasión, y conociendo el amplio abanico de modelos disponibles, ya no se puede catalogar a su portadora de infantil o machorra. Yo jamás uso tacones, salvo en eventos sagrados como las bodas (las comuniones y los bautizos me parecen aburridos y suelo desquitarme). No es que no me gusten, es que parezco la Veneno con ellos.

Folken dijo...

A mi me ponen los ponys.

La pinlícula que también contiene bastantes parafilias mezcladas de manera bastante extraña es Hard Candy. A mi me puso superpalote. Igual que Pokémon: el poder de uno.

Nina la ratona dijo...

Y El Señor de las Bestias???? con Donovan de V. Ufffffffff, ahora mismo me pongo a verla otra vez.
Naniiiiiiiiiiiiiit!

Vida Puta y hoy no estoy para hostias dijo...

Lo siento, esto es como la peste, no sé cómo pero les he traído sin quererlo el virus Katakrek a la covacha; tranquilos, no es mortal y hasta te echas unas risas, pero lleva relojes geek y te pone palote falando brasileiro.

Parafilia de última hora: mujeres embarazadas en el mostrador de la farmacia de guardia, pidiendo jarabe para la tos: ujú!, ujú!...

...

...
...

mierda.

/amukeke/ dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
/amukeke/ dijo...

Aportacion: Abierto hasta el amanecer (ver el penúltimo post de mi blog)

Mis parafilias no son nada extraordinarias. Más que nada es porque prácticamente son inexistentes.

Bueno, vale. Me ponen las tías gafotas (Isabel Coixet no, que conste) pero es fundamental que tengan buen culo.

Folken dijo...

Esta parafilia también mola:

http://farm1.static.flickr.com/124/343250902_e60ba0f61b.jpg

Möbius el Crononauta dijo...

Solo diré una palabra: apotemofilia

vovdilan dijo...

Folken, cuando dice también mola, se refiere a que mola asín en general como cosa graciosa, o a que a usted personalmente le mola, pero no como cosa general, sino como palotizador. No sé si me explico. Porque si me explico y estamos en el segundo supuesto merece usted todos mis respetos por su alto grado de enfermismo.

Folken dijo...

Por palotizante, claro. Creía que era normal el tema de la penecefalia zoofila...
Si no lo es dígamelo antes de que me tenga que avergonzar y borro el comentario, que no quiero quedar mal ante mi legión de seguidores

ninive drake dijo...

acojonante, me he hecho adicta a tus post!

La Extralagarta dijo...

Huyssss! Quin recull més original, nen. ¿Cómo se te ha ocurrido tan genial idea? ¿Lo has hecho tú solo o te han tenido que ayudar los otros dos lerditos? Que chachi pirulis que sois. Me muero de ganas de que me enlaces, porfa, jajaja!

estanli cuvric dijo...

Amigos, la extralagarta ha sido declarada como el primer troll de este blog, tras sus dos comentarios en los últimos postes. Eso debería ser motivo de satisfacción, pues un blog sin troll es como un cerveza sin alcohol: aguachirri.
Ahora bien, lamento comprobar que es pelín amateur, vaya. Insultos inanes como "lerditos" y finalización de comentarios con un triste "jajaja".
Ruego sean amables con ella, que no pidió nacer así y, por tanto, está fuera de culpa.
Extralagarta te queremos.

Y contestando a tu pregunta: lo he hecho yo solito, aunque no te lo creas. En serio, o sea, te lo juro.

estifen quinj dijo...

¡Hurra, por fin tenemos mascota! Ven lagartito, toma un ratoncito. Estamos supercontentos de tenerte entre nosotros, te lo juro por el Donovan.

Ahora en serio chicos, estanli tiene razón, no seamos duros pues mucho me creo que sufre de transtorno bipolar o algo parecido. ¿Cómo se entiende sino que sea capaz de alternar lindeces sagaces e hirientes como "En esta puta relación incompleta de filoterrorismo cinéfilo falto YO. Francamente, para visitar pseudoblogs como el tuyo que hacen listas incompletas y trabajos innecesarios donde lo único que se pretende es DEMOSTRAR QUE YO HE VISTO MUCHAS PINÍCULAS, prefiero irme a páginas de cine especializadas donde, aparte de no inventarse términos inexistentes en la lengua del RAE, tienen un mejor trato con mitos como YO...
...Adios, pardillo."
con chorradas de parvuraio tipo "Una de las cosas que más me flipa de esta serie es que la actriz que interpreta a Diana (Jane Badler, se llama) y yo somos exactamente iguales. Esta foto es como si fuera una foto mía ahora mismo. Yo no tengo tanta mala leche, que va, soy una tía muy sencilla, a la vez que seria... pero se parece mucho a mí cuando estoy seria. Tampoco soy una lagarta ni soy extraterrestre. Soy una tía normalita."

Anónimo dijo...

Mi parafilia y mi cinefilia inculta coinciden: hago montajes con cortes de porno bajado de internet entre los que intercalo imágenes fijas de mis amigas y conocidas, envras famosas o de dibujos animados, alternando con la mayor rapidez posible para crear la ilusión óptica de que el exabrupto seminal cae en el rostro de aquella compañera que tuve en el colegio, y no en la insulsa jeta de una actriz porno que ya está hecha a todo. Así es, el efecto Kulechov existe.
Por supuesto entre estos rostros está el de la Diana de V (y el de Lady Di también, pero dejémoslo)

Entenderán que firme como Hanónimo, pues casi oigo el cargar de las escopetas paternas.

Vida Puta Y Sin Michael Ironside dijo...

En todo caso será transtorno bífidopolar...
De todos modos, bocavulariamente hablando, alguien que no aspire a follarse a la RAE por todos sus oculums no es fiar...

Demócrito dijo...

¡Joder! Sis todos unos cerdos. ¿Por qué no podéis ser normalitos y follaros a los perros atropellados, como todo el mundo?

Anónimo dijo...

"Pero así de simples y crípticos son los nacimientos de las parafilias: la más inopinada de las causalidades"

Has dado en el clavo, eso fue precisamente lo que me ocurrió a mí en mi niñez- adolescencia. Unos hechos sin importancia,absolutamente inocentes y carentes de maldad desembocaron en la sexualidad parafílica que tengo ahora.

Soy una chica de 26 años y jamás he tenido un orgasmo relacionado con el coito, no me excitan ni las mujeres, ni hombres, ni trans, ni niños, ni animales. No me excita el sexo oral, vaginal, anal, etc. Simplemente mi parafilia, que por desgracia a ido evolucionando hasta convertirse en algo absolutamente repugnante y escatólogico, moralmente inaceptable. Actualmente tengo pareja y es imposible que logre el orgasmo con él. Es duro tener una parafilia porque como tú dices no puedes satisfacerte de una forma normal y plena, tienes que llevarlo en secreto y encima sabes que "los normales" te verían como un enferma mental, una persona malvada y perversa, así que es un secreto que tendrás que llevarte a la tumba y satisfacerte sexualmente como puedas sin dañar a nadie. No me gusta cuando la gente juzga sin saber, sin haberlo vivido, lo siento como una falta de respeto la verdad. Yo soy una chica muy normal, con una vida corriente como la vuestra y para mí lo más importante en la vida es ser buena persona. De hecho en cierto modo me alegro de tener la sexualidad que tengo porque me ha hecho comprender mejor a todas las personas.

Si algún parafílico lee mi mensaje que sepa que no está solo, somos muchísimas las personas que tenemos una sexualidad extraña, diferente y no por eso somos peores personas, no somos monstruos, ni enfermos mentales como se dice algunas veces, disfrutad de vuestra sexualidad con plena libertad sin remordimientos ni sentimientos de culpa, eso sí siempre respetando y teniendo presente que jamás nuestra conducta debe perjudicar a nadie.
Es importante tener claro los límites de la fantasía, masturbación y la realidad.

Anónimo dijo...

Soy la chica de arriba:
"ha ido evolucionando"
Siento las faltas.
-------------

Anónimo dijo...

Soy la chica de antes:

Querría contar algunas cosas para quitar un poco de mala fama a los que somos parafílicos. Espero no molestar.

Muchas veces he leído que somos personas con traumas en nuestra infancia y que eso nos ha llevado a ser parafílicos. Por mi experiencia yo diría que eso no es cierto, al menos al 100% porque yo he tenido una infancia perfecta, llena de felicidad y magia, he sido una niña muy querida por toda mi familia y no he sufrido ningún trauma. Todo lo contrario.

Simplemente mi primer orgasmo ocurrió del modo que no tenía que pasar. Asocié placer por algo hacia lo que no debía asociar placer pero que en ese momento de forma accidental me excitó enormemente y desde entonces todos mis orgasmos han sido así. Fue de una forma inocente, no había ninguna maldad en ello. Repetí esa conducta durante años porque sentía una placer muy agradable, años más tarde descubrí que se llamaba orgasmo y que otros compañeros míos lo sentían por el contacto con el sexo opuesto.

Segundo aspecto que quiero comentar: He leído muchas veces que tenemos trastornos o estamos enfermos. NO, no y no. Yo no tengo ninguna enfermedad, soy una chica completamente sana física y mentalmente y llevo una vida normal y rutinaria como todo el mundo.
Hace poco en un portal parafílico que frecuento conocí a una chica de USA que tiene orgasmos con vídeos de amputados, en concreto es devotee y honestamente es una chica normal que como yo tiene su novio, es más pequeña que yo y todavía está estudiando en la universidad, tampoco tiene ningún trauma, ni trastorno mental.

Tercer asunto: Os quería exponer algo que leí hace tiempo y es que en el resto de animales las conductas parafílicas son bastante comunes,es algo natural. A título de ejemplo: los pingÜinos. Pongo el link:

http://www.abc.es/20120611/ciencia/abci-pinguinos-perversiones-sexuales-201206101813.html

No es explusivo de los pingÜinos sino que es muy frecuente en multitud de especies en la naturaleza.

Otro asunto: En varias webs de psicología me ha hecho gracia leer "no hay mujeres parafílicas". Mentira. Yo y mi amiga somos un ejemplo de que eso no es así. No es que esté orgullosa de mi sexualidad y por eso lo proclame aquí a los cuatro viento pero tampoco me voy a avergonzar de ella.

Otro: Se tiende a pensar que el parafílico es un ser peligroso. Yo no digo que no los haya, de sobra sabemos todos que sí pero gracias a frecuentar estos mundos vía internet te das cuenta que la mayoría(sí la mayoría)son gente que vive su sexualidad sin hacer daño a nadie. Sólo buscan masturbarse y tener un orgasmo como el resto. Son una minoría aquellos que abusan y hacen daño y por supuesto lo desapruebo como vosotros y estoy en contra de cualquier conducta que lastime a otros.

Otro asunto: Los temas de tener pareja son complicados para nosotros por el sexo. Muchísimo más en el caso de los hombres evidentemente, es duro para ellos. En mi caso cuando tengo sexo con mi novio, utilizo lubricante siempre y me dedico más a satisfacer a mi novio que otra cosa, porque sé que yo no voy llegar.

El último asunto: Quiero reiterar lo que ya he dicho antes. NO somos peores personas que los que tienen una conducta sexual normal. Una cosa es la sexualidad y otra bien diferente es lo que haces con tu vida y tus pensamientos.